5 × 2 =

por Mauricio Pizard

Conocí a Leti en alguna feria hace un buen tiempo y enseguida nos pusimos a conversar: de productos, de comida, o de materiales. No es fácil encontrar gente tan simpática y colgada, que escuche y que comparta. Ahora cada vez que nos vemos nos quedamos largo rato intercambiando ideas. Estará con su línea para la mesa este 2 y 3 de diciembre en Garage Gourmet en el EAC, y me pareció ideal para conversar sobre Tan Lindo.

– ¿Cuándo nace Tan Lindo?
– No tengo claro cuando nació; aproximadamente hace 3 años, fue el resumen de lo que me gustaba hacer. No podía encasillarme en una sola cosa, necesitaba la libertad de ir moviéndome junto a mis inquietudes del momento. Inicialmente muy enfocado en decoración para niños; eso llegó con la maternidad y el hecho de no encontrar objetos que me identificaran, ver que era necesario viajar para poder obtenerlos y como soy insistente busque la forma de ir haciéndolos acá, algunos salieron a la luz y muchísimos no, jaja.
– ¿Siempre tuviste inquietudes creativas y talento para las tareas manuales?
– Mi abuelo era zapatero y mi abuela modista, inmigrantes rusos. Vivían en un pueblo muy auto suficiente, donde todos sabían hacer algo y lo que no lo sabían, lo hacía el vecino. Pasábamos las vacaciones de verano en su casa y a la hora de la siesta atacábamos el taller lleno de herramientas y materiales donde hacíamos desde barquitos tallados en madera, ollas de barro, cocíamos ropa para las muñecas, muebles… todo, menos dormir la siesta.
Eso, sin darme cuenta, influyo mucho en la seducción que siento por los procesos manuales, algunos los experimenté en un taller de plástica que iba de niña, otros los aprendí de grande como medio para hacer el objeto que quería en el momento. Me gusta mucho la investigación de los procesos y de materiales.


– ¿Qué rol cumplen las redes para los proyectos creativos como el tuyo?
– Las redes son la base fundamental de Tan Lindo, es la forma de difundir mi trabajo y lo que me gusta. Hizo posible conocer a muchas otras emprendedoras y con ellas hacer catarsis. Tenemos los mismos problemas y necesitamos hacer las mismas tareas que las empresas grandes con al diferencia que somos una sola persona para cubrir lo necesario para desarrollar y posicionar el emprendimiento. Es genial cuando encontrás pares con los que encarar proyectos en común enriquece y facilita mucho el camino.
– ¿Se comienza a vivir un poco como en un tablero de Pinterest?
– Mmm, no tanto. Le esquivo un poco ya que uno se divaga en querer hacer muchas cosas que luego acá en Uruguay son imposibles de manera artesanal. Solía generar un tablero que jamás se concretaba siquiera en un 5%. Ahora lo hago en las colecciones en Instagram.
Uso pinterest mas que nada para ver como presentar mis productos, es algo que en este momento me desvela ya que las ferias al aire libre tienen su encanto pero sus complicaciones a la hora de exhibir.


– Es un emprendimiento familiar -porque siempre vemos a toda la familia participando-. ¿De qué forma participa cada uno? ¿Consultás las ideas y las van desarrollando juntos?
– Es totalmente familiar ya que pensar materiales y productos es algo que no se corta nunca. Vivimos pensando en como hacer algo que queremos.
Mi rol es ver que producto probar, algo que nos guste pero que no se esté haciendo por otro emprendedor; si tenemos algo en mente y vemos que alguien acá ya lo hace, se descarta.
Ver que materiales necesitamos y ahí comenzamos a investigar con José, el hace el trabajo duro de calle, muestras, etc. yo me enfoco en el costeo y posible precio de venta, como mostrarlo y donde comercializarlo.
Hacemos las muestras y entre los dos analizamos si es comercializable o no. Yo trato de ser más objetiva, de mantener la mirada critica; José se enamora de los productos por todo el trabajo previo a concertarlo. Los dos participamos en las ferias y tenemos a Clara que se copa y le gusta eso de vender y hacer, hace meses nos insiste con tener su puesto de limonada, jajaja.
– ¿Qué objetos estás trabajando en la línea de cocina y mesa?

-Nos estamos enfocando en mantelería con una linea con géneros como el lino y otra mas accesible -de algodón-. La idea es que sea accesible a todos y que todos podamos poner una linda mesa.
Por otro lado las tablas en maderas como pino amarillo que hace José. Tratamos de hacer una mezcla con cuero que es nuestra debilidad y surgen desde tablas de asado a bandejas con asas en cuero.
– ¿Con qué novedades vas a Garage Gourmet?
Tenemos planeado llegar con más modelos y colores en mantelería, tablas en otras maderas y mezclas con piedras semipreciosas como el agata. Las piedras serían lo que completan la estética que tenemos en mente; simple y noble pero con un toque de elegancia. Nos parece el momento ideal para completar nuestro concepto ya que es momento de juntarse, de recibir y la idea de #MesasTanLindo es que con un par de productos y sin pensarlo mucho se pueda armar una mesa atractiva.