10 + 6 =

3 × cuatro =

Las ollas tienen infinitas posibilidades. Podemos inspirarnos en platos del mundo o experimentar. Una proteína, una legumbre y hortalizas a gusto. Caldos y especias. Vegetarianos o con carne. De pescado o de aves. Compartimos 3 recetas de poderosas cacerolas para combatir el frío y redoblar nuestro gusto por la comida casera. -Y hacer boca para Garage Gourmet «Ollas del mundo», nuestro evento gastronómico el 9 y 10 de junio en el Espacio de Arte Contemporáneo (ex cárcel de Miguelete)-.

Lentejas y chorizo

Cazuela de lentejas.
Conviene siempre poner las leguminosas en remojo la noche anterior para que, luego, la cocción se haga en menos tiempo. En éste caso ponemos 500 g de lentejas en agua. Sofritar 3 dientes de ajo, 1 cebolla y 1 morrón en aceite de oliva. Agregar 2 chorizos españoles cortados -preferentemente sin la tripa- y 150 g de panceta sin grasa -tipo americana-. Una vez dorado -o cuando la cebolla ya está transparente- agregar las lentejas y 3 tazas de caldo de verdura -o agua mineral con sal y especias a gusto-. Tapar y cocinar hasta que las lentejas estén blandas. Apagar el fuego y agregar perejil.

Calabaza y garbanzos

Guiso de calabaza y garbanzos.
Cocinar 500 g de garbanzos remojados de la noche anterior. Cuando están blandos tirar el agua de cocción y reservar. Sofritar 1/2 cebolla, 1/2 morrón, 1 diente de ajo, 1 puerro y 1 zanahoria cortados en macedonia o brunoise grande. Agregar 1 chorizo de rueda sin piel. Cuando la cebolla está transparente agregar 1 calabaza pelada y cortada en cubos chicos y 1 boniato. Incorporar 3 tazas de caldo -o agua mineral con sal y especias a gusto-. Apagar el fuego cuando el boniato esté blando sin romperse.

Feijoada, la olla típica brasileña

Feijoada.
Sofritar 1 cebolla colorada, 1 morrón rojo, 3 dientes de ajo, 3 hojas de laurel, 2 chorizos colorados o 2 morcillas sin tripa y 1 k de pulpa de bondiola de cerdo sin grasa -o el corte de carne de cerdo que prefiera-. Una vez que la cebolla esté dorada agregar los porotos en remojo -sin el agua-, 3 tazas de caldo -o agua mineral con sal y especias a gusto-. Incorporar el jugo de una naranja y la pulpa de 1 tomate. Tapar y cocinar a fuego lento hasta que los porotos estén tiernos, revolviendo de vez en cuando. Servir con arroz blanco y gajos de naranja sin piel.

¿Tenés receta de olla para compartir con nosotros?